Tratamientos Médicos con Larva de Mosca

El tratamiento de las heridas infectadas con larvas de mosca no es algo nuevo. Se ha practicado desde hace siglos y en la actualidad, está aprobado por la FDA (Food and Drug Administration), la instancia gubernamental de los Estados Unidos que regula el uso de tratamientos médicos. Hay diversas empresas que se especializan en producir larvas para este propósito.

Cuando una herida está infectada, normalmente el tejido muerto debe ser removido para que el proceso de cicatrización sea exitoso (debridación) y las larvas de mosca consumen solamente el tejido muerto, dejando el tejido sano intacto. También eliminan bacterias de la zona y generan factores de crecimiento que favorecen el crecimiento de la piel sobre la herida.

 

DEFINICION CIENTIFICA.

La terapia larval, también conocida como terapia de larvas, terapia de gusanos , terapia de desbridamiento por larvas o Biocirugía es una terapia en la que se utilizan larvas estériles criadas en laboratorios especiales de la mosca Phaenicia sericata para limpiar tejidosnecrosados (muertos) de heridas provocando una miasis controlada. El uso médico es posible por la peculiaridad de que las larvas de este insecto se alimentan tan sólo del tejido muerto, evitando el tejido intacto, estimulando además la cicatrización.

Las larvas tienen una digestión extracorporal. Pueden aplicarse directamente sobre la herida, o confinadas en una bolsa de espuma polivinílica ogasa. Los jugos digestivos y otras sustancias se distribuyen sobre la herida y el tejido necrótico licuefacto retorna a través de la gasa. Esta variante de la terapia es más aceptada por los pacientes y personal sanitario.

 

Desbridamiento.

El desbridamiento es una intervención que consiste en eliminar el tejido necrótico de una herida, puesto que se piensa que éste interfiere con su proceso de recuperación. Sin embargo, éste último extremo no está demostrado. Las larvas realizan esta tarea sobre las lesiones porque poseen una digestión externa, lo que significa que secretan jugos digestivos con enzimasproteolíticas a su medio externo para posteriormente absorber el producto así logrado. En las larvas terapéuticas, la digestión de los tejidos no es indiscriminada, sino que se dirige exclusivamente al tejido necrótico. En el aparato bucal de los insectos existen elementos especializados en forma de pequeñas espículas y garfios que facilitan la penetración de los jugos y probablemente estimulan la secreción de citoquinas que ayudan a la recuperación del trauma. Aunque el proceso de desbridamiento es más rápido que con otros métodos, como el hidrogel, la ventaja en cuanto a coste-eficacia no está muy clara, aunque podría ser algo superior.

 

Accion Antimicrobiana.

Las larvas limitan o eliminan la carga bacteriana de las heridas mediante una acción mecánica y por proteínas específicas (defensinas y seraticinas), así como por las propias enzimasdigestivas. El desbridamiento por si mismo realiza gran parte de esta tarea. Por otra parte, tanto los patógenos como sus toxinas son lavadas por las grandes cantidades de fluido generadas. Se cree que la acción bactericida de las secreciones del insecto es fruto de su adaptación a un medio con abundante flora bacteriana. Es posible también que impidan la proliferación de microorganismos creando un ambiente hostil para ellos, mediante la alcalinización y sustancias como la alantoína, el bicarbonato amónico y la urea.

Algunos estudios muestran que las larvas pueden aprovechar las sustancias sintetizadas por ciertas bacterias en su propio beneficio. Un ejemplo de este este tipo de relaciones simbióticassería el de Proteus mirabilis, que secreta toxinas antibacterianas como el ácido fenilacético y el fenilacetaldeído. Es posible utilizar las larvas conjuntamente con antibióticos.

Sin embargo, un estudio reciente demuestra que las larvas pueden no tener efectos directos sobre el crecimiento bacteriano, y que incluso pueden aumentarlo. El estudio propone que la disminución de gérmenes observada en la práctica podría deberse a efectos indirectos, y en especial se refiere a la estimulación del sistema inmunitario.

 

Cicatrizacion.

Desde las primeras observaciones se comprobó que las heridas tratadas con larvas mejoraban con mayor rapidez, con una pronta aparición de tejido granulado. Parece ser que las sustancias antisépticas antes mencionadas actúan también como factores de crecimiento y estimulan el suministro de oxígeno a la zona afectada. Este efecto también se obtiene en las variantes en las que se aísla las larvas de la lesión mediante bolsas textiles. Se favorece la curación y el remodelado mediante la estimulación de tejido granulado que rellena el defecto, y simultáneamente el de un epitelio de recubrimiento, la contracción de la herida y la disminución de su tamaño. Todo ello se produce por:

  • Estimulación mecánica en el caso de la aplicación directa.
  • Diversas sustancias ya mencionadas y otras específicas.
  • Hormonas del propio insecto.
  • Citoquinas, como IFNγ e IL-10.
  • Activación generalizada del sistema inmunitario.

fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Terapia_larval

 

COSTO DE LA TERAPIA LARVAL.

La terapia larval es una técnica que representa a largo plazo reducción de costos en el sector salud, debido a que no es invasiva.  Un ejemplo claro son los costos que conlleva un tratamiento de un paciente con pie diabético; el valor de los antibióticos y en ciertos casos las bandas de colágeno que debe usar para contrarrestar la infección y regenerar el tejido respectivamente, el valor de cada consulta medica y terapias por parte del especialista y, en el caso de cirugía, los costos que ésta representa. 
El tratamiento con larvaterapia es mucho más económico. Cuando las larvas miden un milímetro de longitud son colocadas en la herida y cubiertas, éstas actúan como microcirujanos fagocitando el tejido necrosado, al cabo de 48 a 72 horas se extraen midiendo casi un centímetro; el número de larvas que se utilice dependerá del área del sitio gangrenado o infectado; se requieren entre 5 y 10 larvas por cada centímetro. Una aplicación puede consumir de 10 a 15 gramos de tejido necrótico cada día.
Este procedimiento no representa contraindicaciones, tampoco requiere el uso de anestesia ni de antibióticos y no demanda la realización de una intervención quirúrgica; lo que simboliza un proceso de curación más rápido, menos invasivo  y sobre todo económico.